martes, 22 de novembro de 2016

De los Premios Nacionales de Lliteratura

[La Voz del Trubia, avientu 2016]


Qu’en plenu sieglu XXI los escritores qu’escriben na llingua d’esta tierra queden escluyíos sistemáticamente de los llamaos Premios Nacionales de Lliteratura, amás de danos vergüenza, paez convidanos a concluyir (col simple sofitu de la loxica formal básica) que los autores asturianos nun deben ser nacionales, o dicho d’otra manera, que nun deben ser españoles, como con gran aciertu razona Milio Rodríguez Cueto nel so artículu “Nun soi un escritor español” (que podéis atopar nel so blogue Escureceres). Nun s’enfocique nengún patrióticu y españolísimu llector d’esta columna, pues non soi yo quien lo diz, dizlo l’Estáu, qu’esclúi espresamente a los escritores asturianos d’un premiu llamáu Nacional.
 
Y ello ensin escaecer qu’esti fechu supón amás, al mio xuiciu, un perxuiciu claru pa los propios Premios Nacionales, que queden desvirtuaos por mor d’esta llamentable conducta. Porque escluyir a los nuestros grandes escritores (que tenémoslos ciertamente) nun pue llevanos a otro qu’a duldar de que quien lleva los premios seya quien verdaderamente los merez… 

La cuestión, analizada seriamente, ye esperpéntica. El problema nun ye ¡qué va! otra vez la oficialidá (anque si l’asturianu fora llingua oficial quiciabes naide nun s’atreviera a escluyir a los autores asturianos). Nada nun dicen les bases d’estos premios de nenguna oficialidá… Solo falen de que concursen nellos les obres en “cualquiera de les llingües españoles”. Y entós, preguntaráse’l llector, ¿cuál ye’l problema? Pues nun ye otru que’l fechu de que nes bases de los premios inxerse, con mala fe, una cláusula que diz que les obres candidates a los premios han ser propuestes polos miembros del xuráu del premiu. Y preguntaréisvos vosotros ¿quién son los miembros del xuráu? Pues los dos autores gallardoniaos nes convocatories anteriores col Premio Nacional correspondiente (de lo que nun hai nada que dicir), y ¡tai sollertes! un representante de la Real Academia Española, otru de la Real Academia Galega, otru de la Real Academia de la Llingua Vasca y otru del Instititut d'Estudis Catalans (amás de dalgún otru miembru nomáu pol ministru, la Federación de Periodistes, etc.). 

Arreparái na falcatrúa: les obres candidates han escoyeles los miembros del xuráu, y estos miembros del xuráu representen a les llingües castellana, gallega y vasca. Ye evidente qu’estos van escoyer, polo tanto, sistemáticamente, les obres castellanes, gallegues y vasques como candidates a los premios. Y, en consecuencia, solo estes obres van poder algamalos.

La pregunta que surde darréu ye: ¿y por qué nun s’inclúi un representante de l’Academia de la Llingua Asturiana nesi xuráu? Pues teniendo en cuenta que nada llegal nun lo torga, sinón que se trata d’unes bases que podríen cambiase, pero que nun se cambiaron hasta agora magar les socesives protestes de los escritores asturianos, la respuesta ye cenciella: nun s’inclúi un representante de l’ALLA nel xuráu porque, rasu por corriente, nun-y da pola gana al ministru de cultura.

Ello nun desanicia, en cualquier casu, les responsabilidaes que dende Asturies pudieren derivase d’esti tema a nivel políticu. Sorpriende ver, de fechu, qu’inda nun se presentaran dende instancies asturianes quexes formales de manera afayadiza pa dar una solución a esta cuestión. De la supuesta xestión d’un políticu asturianu al que se-y encargó solucionar el tema en Madrid yá va años nun tuvimos más noticia, y a naide nun se-y dieron cuentes. Camiento que, como tantes otres coses, debió dexase pa prau por falta de prioridá…